_ Sosiego femenino, con aves.

15 de mayo de 2017

Imagen: Laura Makabresku

A veces hace falta dejarse morir _ despacito_.
Tocar fondo,amigarse con el llanto.
Dejarse morir sin aspavientos, sin entrar en pánico,
ni dar vuelta a los ojos.
(Hay que dejarse morir de una forma bonita)
                * * *

Me escondo en un rincón oscuro del silencio.
Me escondo de los hombres, de los lunes
Del "te amo" sin alas.
De la jauría en lo supermercados.

Me escondo del whatsapp, del matrimonio,
De las recetas de cocina, de los sapos.
...De aquellos que reviven, con placer,
las intervenciones quirúrgicas de antaño.
Me escondo de los circos, de los pollos,
de los curas, las dietas, y el gimnasio.
Me escondo en un rincón oscuro del silencio
Me escondo,
y converso con los pájaros!
(Shhh)
. . .

35 comentarios:

  1. Hermoso, íntimo, con tu estilo tan particular, mezclando pollos, circos y whatsapp con el resultado que siempre lográs: acariciar con tus palabras.
    Me da mucho gusto que volvieras a publicar, Vivian.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirella!
      ¿Viste? Al final, la cabra siempre tira pal' monte.
      No puedo evitarlo, me sale el lado intimo. Y es cierto, mezclé los curas con los pollos, y otras tantas cosas porque me escondo de todo eso. La culpa de mi aversión (uy, qué fina estoy) a los plumíferos fue por un libro que leí hace poco que se llama "Mal comidos" ( una ironía argentina a "mal cogidos") donde hablan de los criaderos y los antibióticos que les ponen.
      A los sapos les tengo miedo, y al whasapp lo odio, especialmente a esos vídeos que la bolita verde da vueltas, y vueltas, y no descargan nunca jaja.
      Me alegra encontrarte. Espero estés bien!
      Un abrazo grande!

      Eliminar
  2. Hermoso pasar por acá. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge
      ¡Gracias! Es un placer para mí.
      Fui a visitarte, pero no encontré el panel de comentarios. Eso sí, pienso que aún debes de estar emocionado con el partido de River, fue grandioso. En fin, soy otra gallina jaja.
      Y me gustó el escrito donde dices que te dan ganas de saltar la talanquera, cuando te llaman poeta. Es precioso.
      Saludos

      Eliminar
  3. Es una entrada preciosa de principio a fin
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando!
      Muchas gracias. Es como una confesión, y por otro lado ya saben que me gusta esconderme ja. Aunque siempre regreso.
      Qué hermosas fotografías tienes, son excelentes.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío, Pío,


    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no se hace Toro Maldito!
      Esta noche sufrirás la maldición de los pollos. Soñarás que vas a un restaurante a ver el partido del Barcelona en pantalla grande, pides una sopa, y...¡Te la sirven con las patas, y los muslos, de Messi!
      Buen apetito!

      No te mando besos, no, y no.

      Eliminar
  5. <Me gusta que escribas algo nuevo. Es un gusto leerte. Y tiene sentido esconderse de algunas cosas. Un buen aporte de la musa confusa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Demiurgo
      Y sí, ya era hora de publicar algo nuevo, sino me ibas a retar.
      Hay tantas cosas de las que esconderse, al menos para mí. Podría citar "de la plancha", pero es poco poético. Igual, no creo que los pollos lo sean. ;)
      Gracias por tus palabras!
      Ya sé, podríamos escondernos de las suegras!!
      Besos

      Eliminar
  6. aunque te escondas, no hay nadie ni nada invisible ni imperceptible para el sentir y el amor incluso la muerte no se salva ( mientras nos recuerden ... vivimos)

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa!
      El comentario te ha quedado con un toque literario bonito. Tienes razón, no hay nada, ni nadie invisible; es en vano esconderse. Aunque te digo algo, creo que el amor no me ve, o yo no lo veo, o andamos por caminos desencontrados. Aunque pensándolo bien, mejor seguir así, al final es un arduo trabajo mal remunerado y prefiero estar de vacaciones!
      Espero estés bien. Lindo fin de semana!
      Besos
      P/D No contesté antes porque llegué anoche, sigo recorriendo los caminos de los gauchos argentinos, trabajé toda la semana.

      Eliminar
    2. gracias VIV por tus huellas, el laburo nos secuestra jejeje, yo igual, de lunes a sábado , solo los domingos tengo libre ( hoy me arranqué , le robo horas al dormir)

      abrazos gorditos

      Eliminar
  7. Un placer volver a encontrarte, Viv; un placewr leerte. Y un placer, que compartas, también, el lenguaje de los páaros.

    Besosmil, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!
      Es un placer para mí que hayas pasado por acá, sabes que amo tus escritos (y me identifico con todos, es como si viviera en un mundo paralelo)
      Estoy un poco vaga para escribir, pero siempre me gusta pasar por acá, es como si me negara a dejar el blog y a mis musas confusas; al final tengo que aceptarlas así, no tienen remedio, o aunque no sé si es un mal femenino (la confusión)
      Muchos besos!

      Eliminar
  8. Me encantó Vivian! es así... a veces hay que escaparse un poco de todo.. sin aspavientos.. solo perdernos un rato para reencontrarnos luego! abrazo gigante. Siempre es un gusto leerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paula!
      Y a mí me encantaron tus fotos, no conocía esa “rama artística”, eres muy buena, además de los escritos. Sí, hay que escaparse de todo, y de todos, como los cuises de las rutas que se meten en los yuyales. Hoy, con todo lo que ha llovido, mejor cambiar de animalito jaja. Deben de estar con un resfrío.
      En verdad me escondo de todo lo que he dicho, y de otras tantas cosas que mejor no enumerar, me estoy volviendo huraña jaja.
      Gracias por pasar!
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  9. No quisiera asaltar la intimidad que resguardas en tu escondite o escondrijo (según prefieras) en el espacio que encontraste en el silencio (a mí me vendría bien un espacio así, pero mi incontinencia verbal siempre me delata ante los que me buscan (unque estó último puede ser un engreimiento, no creo que nadie me busque)... ni quiero interrumpir tu conversación con los pájaros, sin duda mucho más enriquecedora que la que puedas mantener conmigo... pues los pájaros saben mucho de vientos favorables, de contravientos (y de algunas mareas, sobre todo las gaviotas y otras aves migratorias), de subir alto, de posarse en el suelo, de abrir las alas, de cerrarlas y picar el vuelo, de ramas, de nidos, de los puntos cardinales, de escopetas con posta y estruendo, también de jaulas y de trampas escondidas en los muelos... ellos pueden contarte muchas cosas, sin duda alguna, los pájaros saben mucho más que los pajarracos que escarbando para afuera o/y para adentro gallineamos con clueca desgana o kikiricamos con cresta ufana y solemne en este corrar llamado Tierra...

    ¡Jo! no sé si ha sido buena idea venir hoy a tu blog a comentar, no es el mejor de mis días, pero hoy me dio por entrar en el mundo virtual y no quería irme sin comentar (ya hace dos días había leído esta entrada)... pero creo que debería haber entrado, vuelto a leer y haberme ido, al contrario que el "generoso piador Toro", sin decir ni pío...

    Sabes que yo no soy muy partidario de esconderme de las diferentes manifestaciones de la vida en sus vichos viventes, aunque sí de hacer oxigenables e introspectivos retiros del mundanal ruido para escuchar los mensajes internos de mi personal "ruido"... es una forma de encontrarme cara a cara con mis luces y con mis sombras...

    Oye, si en esas conversaciones con los pájaros coincides con el Albatros dile que necesito sus alas, pues con las mías de gorrión apenas puedo sostenerme un segundo en el aire (es que soy muy goloso, y mi vicio se convierte en peso)...

    Bromas a parte, me alegra verte por aquí... me ha gustado tu poesía intimista y descriptiva... lo de esconderse o mostrarse es algo personal, así que como tu veas, aunque cuando no estás se te echa de menos (creo que es un sentimiento común a todos los que te visitamos y leemos) por tu talante y por tu talento...

    Abrazo fuerte... y perdón por mi tono melancólico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Impersonem!
      Claro que alguien te busca, y no es precisamente el cobrador de la luz, cualquiera querría estar cerca de ti (aunque seas un loro con incontinencia verbal). En sí hablo con las pájaras, los varones son muy complicados y hablan del fútbol-pájaro.
      No tienes que pedir perdón por el tono melancólico, creo que es una de las veces en que has estado más simpático, aunque me enredé un poco con las gallinas cluecas con crestas amarillas.
      Pues en eso de esconderse, o no, no coincidimos; cada vez me escondo más, de todo, y de todos. Es tan placentero estar conmigo (no te emociones, eh, ahora no quieras venir jaja). Decía que es tan placentero estar a solas, mirar el cielorraso, pensar que hay alguna arañita que me mira fijo esperando a que me duerma para comerme la piel. ¿Sabías eso? En nuestro colchón, y en nuestra habitación, hay montones de ácaros-come-piel-muerta. Ñam.ñam. Nos comen!
      Con tus alas de gorrión te ha ido muy bien, no te quejes. Aunque en Cuba el gorrión significa tristeza. Cuando alguien anda deprimido dicen: Ay pobre, tiene tremendo gorrión!
      Y cuando están en otro país se trata de tristeza con añoranza, se dice: Le agarró el gorrión!
      Nada, que los pobres pajaritos pagan los platos rotos de la conducta, y la flaqueza, humana.
      No contesté antes porque estuve trabajando toda la semana, regresé a casa anoche. Espero estés bien!
      Te mando un abrazo grande. (También de una calandria con la que converso en este instante)

      Eliminar
    2. Sí sabía lo de los ácaros... dicen que si dejas la cama sin hacer, se airea mejor y proliferan menos...

      En cuanto al significado que le dáis los cubanos al gorrión, conmigo se cumple en su plenitud... sobre todo en otoño... ahora, en esta época (hemisfério norte) estoy un poquito más dicharachero...

      En fin, me gusta verte por aquí y conversar contigo...

      Fuerte abrazo

      Eliminar
  10. Enhorabuena por el retorno a tu poético espacio.
    Me gusta el poema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge
      Y sí, esto de los blogs es como un vicio, siempre tenemos una “recaída” jaja. Al final vuelvo.
      Gracias por pasar!
      Saludos.

      Eliminar
  11. Cuanto tiempo !!!!! No me lo creo que estés por aquí.

    Jajsja mirale que travieso esta torito.

    Ainsss me ha alegrado verte hoy que he tenido un día tan tonto.

    Muackssssss!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!!
      Sí, sí, ha pasado el tiempo, y tantas cosas! Lo noto en mi cintura, dejó de ser avispa.
      Este Toro es un poco diabólico, mira que dejar ese comentario de pollo con hipo. Igual, a estas alturas ya hay que tomarlo como tal; loco de remate, no tiene cura, pero igual lo amamos. Espero estés bien chiquilla, iré a ver tus entradas sensuales, para sentir qué injusto es el mundo. jiji
      Muchos besos, a mí también me alegra verte!

      Eliminar
    2. Tantos años desaparecida que no me lo creo.

      Acabo de darte una respuesta en mi blog, te la dejo aquí para tu comodidad:


      Vivian, tú por aquí, no me lo puedo creer, pero si hace años estabas desaparecida, qué alegría me has dado después de tanto tiempo tu blog paralizado.

      ¿Recuerdas cuándo me decías que me portara mal? jajajaja, pues mira te hice caso, y ahora me vas a tener que decir lo contrario, eso me pasa por haberte hecho caso jajajaaj ¿ves lo que has conseguido? dar un rumbo total a mi blog.

      Un placer volver a verte, preciosa mía, no cambies nunca que eres lo mejor.

      Besos enormes.

      Eliminar
  12. Tendrás que decirle a los pájaros que yo he dicho que escribes muy bello y que te he mandado un beso...

    Vamos por la Vaca Dalmata

    Paz&Vida

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isacc!
      Los cuervos están agradecidos por tus palabras, son tan amorosos que se emocionan con los halagos jaja.
      La vaca es un gran tema, me falta espacio en el jardín, y no tengo pasto. Veré si entra en la bañadera! Hablando en serio, si tuviera terreno traería una vaca, con nombre y todo! Creo que es preferible a un esposo, a ella no hay que cocinarle, ni plancharle.
      Espero tengas un lindo domingo, y una buena semana.
      Un abrazo
      Vivian

      Eliminar
  13. A veces es bueno esconderse y hablar con los pájaros
    A veces los pájaros son los equivocados y se pierde el tiempo hablando
    A veces es bueno esconderse y no hablar, solo sentir
    Y a veces es bueno no esconderse y me alegro poder leerte y disfrutar horrores con estos poemas tuyos tan intimistas y tan de gente genial

    Besos y abrazos y felicitaciones...y shhh

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Giz!!
      Y sí, los pájaros también se equivocan, y son malos consejeros. El secreto está en no dejarse llevar, si le dicen a uno “salta al vacío, tú puedes volar”. Aunque a decir verdad, como diría mi finada abuela Q.E.P.D: Prefiero a los pájaros, y no las mentiras de los hombres.
      Igual, estoy pacífica así que no hablaré mal de los señores, porque son un mal necesario (y no lo digo desde la pasión, sino que tienen más fuerza para ayudar a mover un armario, o para subir un colchón a un segundo piso)
      ¿Qué te voy a contar que ya no sepas? Me conoces, cuando me escondo no digo ni mú, agarro como la cabra; pal’ monte!
      Besos
      Se te quiere por acá.

      Eliminar
  14. Mira vos, pasé rutinariamente como otras veces pero esta vez si publicaste... Bienvenida entonces de nuevo...

    Me gustó la entrada porque aunque lo hubieses negado, se nota que es muy personal... Muy...

    Asi que no te gustan los pollos pero sos gallina (?)... Hubieses muerto virgen de ser animal en serio 😁

    Bueno, yo soy gallo en el horóscopo chino y soy bostero... Algo parecido ponele... Besos!!! 🙋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Viste JLO? ¡A veces te sorprendo!
      Desgraciadamente, no puedo separar las vivencias de los versos, es como si me delatara. Un día de estos haré un grandioso poema a las moscas! Por ahí logro quedarme afuera jaja.
      Tengo fobia a la carne de pollo, y a todo lo que lo contenga. Cuando voy a trabajar me quedo en hoteles y en el menú predominan los plumíferos…Guacala! Ni loca, tampoco como huevos hervidos, por ahí tienen algún pollito. Claro está, todo esto es porque soy Gallina, y tengo que cuidar a mis semejantes. Jaja.
      ¿Un gallo bostero? Ay Dios, ahora sí te perdimos.
      Besos

      Eliminar
  15. Qué bonita forma, esconderse para encontrarse más que nunca.

    Me quedo, con tu permiso, por tu blog.

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susurro
      Gracias por tus palabras. Sí, hay que esconderse para respirar profundo, lejos del ruido, de todo. En Cuba dicen: A veces es bueno hacerse el muerto pa’ ver el entierro que te hacen”.
      Claro que puedes quedarte, es un placer.
      Besos

      Eliminar
  16. De qué manera tan poética y graciosa te escondes, Vivian.
    Qué arte tienes, chiquilla. Me ha encantado.

    Me escondo desde que era niña, para mí es algo tan natural que nunca me había parado a pensarlo. Una noche cuando era adolescente, tuve un corte de digestión en el internado, después de desmayarme unas cuantas veces, no llamé a nadie, y se me ocurrió que lo mejor era esconderme en mi cama y ensayar mi muerte.

    Me coloqué bien recta boca arriba para que no tuvieran dificultad en meterme en la caja, pues suelo dormir como un títere con los hilos enredados.

    Dudé cómo colocar las manos, y hasta me reí en la oscuridad porque cruzadas en el pecho me parecieron como de santita y yo de eso nada, de nada. Al final me dormí y no ocurrió nada irremediable.

    También me da yuyu comer pollo, Vivian, y cerdo y ternera, y peces de piscifactoría, porque a todos los atiborran de antibióticos y vete a saber de qué "cadaveres" triturados se componen sus piensos.

    Como pocos bichos y me preocupo de que se hayan criado de una manera más "natural" igual me engañan, pero a mí me da mejor rollo.

    Siempre me escondí del matrimonio y me he casado dos veces, qué raro.

    Y sí pienso que una vaca en el jardín sería una pasada, Vivian, aunque yo le añadiría una cabra, me gusta su locura y su anarquía, se lo comen todo, así que podría ser como tener un reciclador ecológico. Uy, que zapatos tan feos o tan viejo, "pa" la cabra.

    Me escondo mucho, pero por fortuna los que de verdad me importan y amo saben de mi aficción esconderme y fingen que no me ven hasta que decido salir de nuevo.

    Me alegra mucho que hayas abierto el blog, Vivian.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.