___ La mujer florero

19 de junio de 2015

Imagen: Christian Schloe
Traté de cambiar la palabra “margaritas”, pero ninguna flor se asemeja a ellas; imaginen que éstas son las quedaron después de cenar la vaca!






































Ustedes, los que no amaron
…¡Devuélvanme mis besos!
...
Estoy rota,
nadie puede llenarme de blancas margaritas,
ni buscar en mi boca el presagio de un beso
(Me talaron la lengua, y talaron su sombra)
Soy un anden vacío donde no duermen perros.

Me olvidé de mí misma, no sé dónde, ni cómo.
Debió ser un diciembre
_ cuando emigran las aves_

Me dijeron, algunos, que no ando conmigo.
Que perdí en el camino mis doscientos seis huesos.
Que rondaban los gatos _ y que eran voraces_

…En un campo de tréboles
sólo tengo dos hojas.

***

67 comentarios:

  1. las margaritas brotan desde dentro
    son incansables así el exterior se aje y se deshoje
    lo femenino no muere ni se destruye
    solo que a veces parece adormilarse
    pero es solo un ratito ;)

    buen fin de semana Vivian
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Licha, te ha quedado como una poesía!
      Amo las margaritas silvestres, creo que ninguna flor “pescuesitiesa” (y arrogante) se parece a ellas. Especialmente las rosas, tan insulsas, tan de los enamorados empalagosos, tan “pinchudas”
      Espero hayas abrigado a la misu, qué frío!
      En un rato voy a ver qué estás cocinando, que no sea sushi porque el pescado crudo me acongoja!
      Besos

      Eliminar
  2. He prometido no perderme. Los que me conocen saben que los lunes me voy a trabajar a otras ciudades y regreso para el fin de semana. Tengan paciencia que ya pasaré a visitarlos. No solo de blogs vive el hombre, hay que pagar la facturas de la luz (sino me cortan Internet)
    Muacks.

    ResponderEliminar
  3. Anteayer, mi orquidea me regalo una preciiosa flor después de meses de solo mirarme sin ardor ninguno...supongo que cada cual necesita su tiempo y su espacio para volver a respirar vida...suponlo así tú también... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, Anima, pero las orquídeas son “TOP”. Muero por ellas (y muero cuando me dicen el precio, en Argentina son carísimas, y pensar que en Cuba las tenía colgando, silvestres, en una mata de naranja) Tengo varias, y cuando florecen es como un premio, eso de una vez al año es para los pacientes; lo bueno es que la flor te durará tres meses!
      Y sí, cada uno necesita su tiempo (y otras tantas cosas)
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Anda que como te encuentre te vas a enterar, te voy a recomponer caricia a caricia para que sigamos caminos a ninguna parte, a la aventura.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiemblo. Qué miedo si me encuentras Sau! Cualquier cosa fíjate adentro del armario.
      Vayámonos, a los montes verdes (Tú llevas a Tirilla y yo al gato)
      Compra sándwiches!
      Vino.
      Galletas Oreos,
      Y alcaparras.
      Besos

      Eliminar
  5. ¿Es tan así como planteas' Tu capacidad de expresarte parece estar en un buen momento, aunque no esté expresando un buen estado de ánimo. Pero la inspiración también se alimenta de esas emociones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Demiurgo, no es tan así.
      A pesar de tener muy bien sentido del humor, eso creo, a veces suelo ser dramática. No sé por qué me cuestan los poemas “felices-rosas”, me identifico más con los versos desolados, será que en verdad estoy un poco perdida por ahí. (Acá me río)
      Pienso. ¿Cómo se escribe un poema optimista? Un día de estos lo intentaré.
      Eso sí, de que me coman los gusanos…¡Que me coman los gatos!
      (Creo que es más poético, así ronronean en los tejados, barriguita llena-corazón contento)

      Me gusta como suena tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. bellísimo lo que escribes con dos hojas...

    van a bastar para curarte!

    beso grande,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica.
      Gracias!!!
      A veces me siento así, un trébol al que le “mocharon” dos pétalos, no le doy suerte a nadie. Creo que me los comieron las orugas malvadas, o los bichos bolitas jaja.
      Ya vi como se llama la entrada de las mujeres , “Cada una a sus puestos”, en Perú.
      ¿Me curarán? Me haré un té para aplacar el invierno (que se vino con todo)
      Besos

      Eliminar
  7. Lo primero de todo doy un par de volteretas de volver a verte por estos mundos, aunque yo ande alejada que no ajada del todo, una bienvenida para la tita Viv a quien he echado de menos.
    Y ahora después de todas estas tonterías que hace una una cuando se alegra voy al poema...
    Una margarita después de deshojarse aun se queda con todo su polen. Que no parecerá tan hermoso pero mantiene en su interior todo su elixir.
    Aún perdiendo su flor esas plantas silvestres sobreviven y vuelven a brotar en la siguiente primavera....
    A no ser que la vaca se la coma.
    Vengo de las fiestas del barrio... estamos de hogueras así que no hagas mucho caso que la cerveza puede estarle jugando una mala pasada a las neuronas.

    Un besazo de esos grandes y sonoros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivian contempla a Sandra dando volteretas y mueve la cabeza en señal de resignación mientras piensa: Esta niña no tiene remedio, se le va a partir el huesito dulce y terminaremos en el cuerpo de guardia del Hospital Municipal!
      ¿Hogueras? Ya te imagino, con los ojos llenos de destellos, cerveza en mano, pensando si quemar tus demonios (o llamar a los bomberos)
      Me gusta esa vida de inventos de mi Mariposa Querida. Cuando sea grande quiero ser como tú.
      ¿Viste? Regresé. Y prometo, lo juro (acá ya me estoy arrepintiendo de lo que voy a escribir porque es como dejar de fumar), que no me iré más, así tan largo. Trataré de ir escribiendo algo, porque a veces me duele adentro y me atoro con las palabras (y con las Oreos)
      A mí me encanta verte!!! Sigues estando en mi podio de cariño. Y extraño las charlas, y las risas, y los mails, y mi cintura de avispita (de otros tiempos)
      Besos a todos por casa, en especial a la princesa María (a ella cuatro estrujones)
      Otro besazo!

      ¿Quedó cerveza para mi?

      Eliminar
  8. Tus poemas tienen la prestancia de las margaritas, su limpidez, aún en temas melancólicos.
    Hasta tus comentarios son como un vasto prado de margaritas. ¡Vivan las daisys!
    Un abrazo enorme, Vivian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Mirella, qué bonito lo que dices. ¿No será que me ves con los ojos del cariño? (Bromeo)
      Para mí los comentarios son gratificantes, me gusta cotorrear y dedicarles un rato, en especial cuando voy a otros blogs (me da salpullido dejar dos palabritas)
      Si supieras, cuando me pongo a hacer historias revivo tantas cosas de Cuba, de niña, otras de las que ni me acordaba. Es una mezcla cubano-argentina-con margaritas! Jaja.
      Otro abrazo grande para ti.

      Eliminar
  9. Vivo entre flores -mis hijos tienen viveros- de los mas variados colores y diseños, pero adoro las margaritas que crecen espontáneas al borde del camino, por su sencillez y su gracia.

    Así tu poema, es bellísimo. Te quiero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Soco!!
      No sabía que tus hijos tenían viveros, pero siempre te imaginé entre flores.
      Ese es mi sueño, a veces pienso que cuando pasen algunos años (había puesto cuando esté más vieja, pero suena a “trapos”) pondré un vivero. Llevan mucho trabajo, pero es mi pasión, y modestia aparte sé bastante de florcillas.
      Eso sí, si mi hijo tuviera un vivero (aunque aún es chico) seguramente iría a pérdida conmigo jaja. Colecciono orquídeas, cactus, y cuánta cosa con hojitas encuentro a mi paso. Lo peor es que pienso que sienten, que si no les echo agua soy cruel y que miran diciendo: Vivian, eso no se hace, yo no puedo hablar!
      Yo también te quiero. Eres linda!
      Un abrazote!

      Eliminar
  10. Que poesía tan fuerte, parece que te salió del lado oscuro del corazón… (mentira, tú no tienes un lado oscuro)
    Lo mejor de ti no está en los huesos y en los besos que tu poema te hizo perder. Lo mejor lo llevas en el alma, allí donde no llega la lengua de un beso francés. Y para mí, no eres una plantita de trébol de dos hojas, si no, una de cuatro, porque conocerte es mi fortuna.

    Mil orquídeas y un beso, para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día Juan Carlos!!!
      Empecé a leer y justo cuando dice: Mentira tú no tienes…
      Ahí pensé que dirías: Corazón!
      Bromeo.
      Me siento tan bien cuando escribo desde lo oscuro, me doy vuelta al revés, y luego llega el sosiego (ínfimo) pero al instante vuelvo a la realidad y a llenarme de palabras trágicas.
      Tus comentarios son tan lindos, eres mi Oliverio comentarista. No sé qué habrán sentido los gatos mientras devoraban mis huesos, seguro que pensaron que les sobraba vino y les faltaba calcio; igual, por ellos me dejo comer con gusto, más feas son las larvas de los cementerios.
      ¿Te parece lo del trébol? Creo que los huracanes del Golfo de México me “despetalaron” cuando vivía en Cuba (El Word dice que no existe la palabra “despetalaron”, él no sabe que nosotros nos entendemos)
      Antes siempre buscaba tréboles de cuatro hojas ,cuando andaba por el campo, luego compré una planta en el vivero y creció muchísimo; ahí dejé de desearlos. Soy mortal y predecible como todo hombre, una vez que logras algo…¡Dejas de desearlo!
      Me estoy riendo acá, iba a escribir algo pero no, no.
      Qué lindo sábado, hay un frío de morirse, y un sol resplandeciente en la ventana; el clima está loco.
      Te mando un beso, dos…(Uno por cada orquídea)
      ¿Cuántas dijiste?

      Eliminar
  11. Bueno, con amor o sin amor supongo que disfrutaste de ellos... Ahora no cabe andar reclamando lo que tal vez ya ni se recuerde... ¡O sí!

    El poema, bueno y profundo. A mí me gusta. Algo dramático y desolado tal vez... Será por tu no fluidez con los felices-rosas...

    Siendo buenos los textos publicados, hay veces que los comentarios los superan.

    Inténtalos cualquier día...

    Un gran abrazo, Vivian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ernesto.
      Me da gracia como reparaste en la frase, al estar en la esquinita pasó desapercibida. Tienes razón, por ahí los disfruté, pero son míos. Si los di en vano…¡Que me los devuelvan! Lo malo es que quieran besarme para ello.
      La veo más como frase, que como contenido, por eso me gustó.
      ¿Desolado? Nooo, no señor, si soy un canto al optimismo…¡La mujer campanilla! Jaja
      Ya me vas conociendo, el rosa-pálido-cursi-meloso, no es mi fuerte. Entro en pánico, siento nauseas, quiero huir, me desmayo…¡Y me comen las hormigas!
      Amo los comentarios, es como escribir otro post.
      ¿Intentar qué? ¿Los poemas felices?
      Umm, veré, si me enamoro como una chiva loca…¡Haré un manuscrito a Cupido!
      Luego no te arrepientas, eh.
      Te mando un abrazo.
      Lindo fin de semana, que comas mucho, duermas mucho, y vaguees mucho.
      ;)

      Eliminar
  12. Hasta muerta me gustas.
    Soy Gusano Salvaje.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómeme gusano!
      Espera, esperaaaa…(Acá no te puedo escribir lo que pensé, dirán que soy una zarpada-guaranga)
      …Digamos que era: Espera, esperaaa, los ojos no; sin ojos no hay paraíso!!!

      Mira que es feo llegar allá arriba y que todos te miren con mala cara.
      Besos Gusano Salvaje. (Eso me gusta, suena bien)

      Eliminar
  13. Es fácil olvidarse de una misma, de perderse, y no encontrarse, dejar de ser, para no ser más...

    Me encantó la imagen Vivian.

    Un placer volver a leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se me olvida el besoooo.

      Muacksssssssssssssssssssssssss

      Eliminar
    2. Hola María!
      Es fácil lograrlo, sólo hay que dejar el alma por ahí, por los zaguanes oscuros de la vida (y no volver a buscarla)
      Otras lo hacemos sin darnos cuenta, y cuando reaccionamos…¡Ya nos perdimos! (Sin saber cómo volver. Yo me pierdo a cada rato, como las llaves, o un celular apagado jaja.
      Sí, esa imagen es bella, la adoré cuando la vi. Al final las mujeres siempre tenemos la cabeza llena de pajaritos, aunque ciertos días se nos vuelen.
      Me encanta verte. ¿Ya aprendiste a ser mala, o retomamos las clases? Jiji.
      Un beso.
      Sin olvidarme.
      ;)

      Eliminar
  14. Me gustan tus poemas, no sabía que habías reabierto el blog¡
    besos, y enhorabuena, Vivian, un Anrazo Grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gusten Amapolilla!
      Es hacer terapia, gratis (y ustedes son mis psicólogos)
      Hace días lo abrí, sólo que tengo muchos por visitar, pero voy poco a poco porque sino me ahogo…¡Y vuelvo a salir corriendo! Nah, ya no me iré.
      Besos
      Muacks

      Eliminar
  15. "Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
    ella pondrá dos piedras de futura mirada
    y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
    en la carne talada.

    Retoñarán aladas de savia sin otoño
    reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
    Porque soy como el árbol talado, que retoño:
    porque aún tengo la vida."

    Miguel Hernández,

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermoso Rafa.
      Lo voy leyendo y me viene, irremediablemente, la música a la mente.
      Aunque te digo, me talaron la lengua, pero no el alma; algún día retoñaré y seré un frondoso ceibo, solo hay que tenerme paciencia.
      He vuelto de los montes verdes, el invierno secó los cardos y las vacas me piden una poesía pero yo les digo que son tuyas jaja.
      Besos
      Muacks.

      Eliminar
    2. Deberías complacerlos. Y complacerme. Ya sabes que me encantan, casi tanto como tú, tus poemas.

      Besos.

      Ps. Mi cumpleaños fue el 1 de marzo, y son fechas (las propias) que ni celebro y a las que no suelo dar importancia. Pero muchas gracias por tu felicitación.

      Eliminar
  16. Cuanto tiempo sin saber de ti
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan!!
      Me había ido, pensando que por ahí iba a encontrar el amor, la felicidad, y muchos euros…¡Pero tuve que volver, con las manos vacías! (Y el corazón marchitao') jaja.
      Como dice el refrán: Volvió como el perro que tumbó la lata, con el rabo entre las patas!
      Espero estés bien, luego paso a verte.
      Un beso!

      Eliminar
  17. Me alegra que hayas vuelto, Vivian.
    Aunque te leeré en silencio porque el silencio casi siempre me gana la batalla, te leeré mientras pueda, porque me encantan y atrapan tus letras.
    Ya lo sabes.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alas!
      Qué lindo comentario. Usted puede leerme en silencio que cotorras ya tengo algunas (aunque a mí no me ganan en eso jiji)
      A mí también me atrapan tus imágenes, que no sé de adonde sacas porque son hermosas, y esas acotaciones al pie de ellas. Una lastima que no se pueda comentar porque no uso mucho ese cosito de “dar al ME GUSTA” para publicar en el perfil de Google. Nunca puse nada, creo. Esa imagen de la mujer en la ventana, en blanco y negro, es bellísima. También la entrada de la jaula. Te mando un beso, y una abrazo de oso (o de osa)…ja.

      Eliminar
  18. Sorprendente la coincidencia. Llegó tu correo anoche cuando estaba haciendo mi post, y hasta esta mañana no entre acá.

    Mi mujer chiflada y la tuya con la cabeza llena de pájaros se fueron juntas a orear su extraña melancolía por esos campos donde los tréboles de dos hojas son los más buscados, porque ahora los de cuatro crecen en invenaderos. Se acabó el misterio...

    ... y sin misterio, no hay conjuros, y sin conjuros la vida se resiste.

    Me gustan todas las flores, pero más las que crecen a su antojo. Le sientan bien a mi alma asilvestrada que en ocasiones se disfraza de florero.

    Escribes divino, Vivian, y tu dramatismo está vestido de ironía, de gatos faranduleros y de "yo no pido, exijo" como esa orden de que te regresen los besos.

    Quien no ha amado, no siente nostalgia del amor, quien no ha sido habitada no ve su casa vacía.

    "Vivo sin vivir en mí" que decía Santa Teresa. Así andamos.

    Ponle a música, Vivian, prueba con "AMORES se van marchando... de Mari Trini. Me da que te gustará.

    Que tengas una buena semana.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tesa!
      Ay, el comentario ese del que hablas, menos mal que no los tienes moderados sino no me hubiese dado cuenta del error. Era para Elisa (comentó abajo) que había escrito una entrada llena de “amor” jaja.
      Tu mujer chiflada, y la mía (a la que se le volaron los pajaritos) tendrán que tomarse unas buenas infusiones de tréboles de la suerte para ordenar sus demonios-melancólicos.
      A mí también me gustan las flores silvestres por encima de todas, en especial las de color azul y lilas, esas con bichitos pequeños. (Aunque pienso que las rosas se hicieron para estar en la planta, no me gustan esos ramos suntuosos, los asocio a Cupido, y a este lo asocio con el rosa, y el rosa con la pantera, y la pantera con las telas de animal Print, y el animal print con cabarets de las carreteras, y las carreteras con ganas de hacer pis…¡Y ahí lamento no haber nacido hombre ajajá)
      Gracias por lo de escribir divino, si viene de ti es un halago, además de chiflada eres inteligente.
      Hablando de amor, hace poco leí un blog donde hablaban del primer beso, y llevo dos semanas pensando a quien le di mi primer beso, o quién me lo dio a mí; te juro que no logro acordarme, debió ser muy malo! (Esto no tiene que ver con nada, pero yo cuento lo que pienso porque la psicóloga me dijo que tenía que ser expresiva)
      La canción me encantó! Ya me vas conociendo. Nunca la había escuchado, tampoco la de “Yo no soy esa”
      Gracias por tus palabras, yo también las espero.
      Besos

      Eliminar
  19. no he perdido el juicio, solo que me gusta perderme jejeje
    entre los pliegues de la mente
    me siento dora la exploradora jajajaj
    hay tanta perspectiva sutil , tanto giro posible , tanta dirección por descubrir
    que entre el ir y venir el ojo y la mirada a veces se distancian
    a veces se hacen tacto y olor
    sabor que guía la huella

    besitos y feliz fin de semana Vivian
    ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dora!!!
      Me estoy riendo. Menos mal que viniste a aclararme, yo pensé:
      _ Ahora sí la perdimos! Enloqueció Elisa.

      Lo bueno de la poesía es eso, los estados de ánimo (Y que siempre cree en lo que decimos, la poesía, ella)
      Si supieras, ese comentario donde te escribí: amor, amor, amor…
      Pues se lo pegué a Tesa en su blog. Siempre escribo los comentarios en Word porque si se me cierran, después de cotorrear, no vuelvo a poner lo mismo; ahí me pongo “chichuda” y escribo tres palabras en señal de huelga. Como te decía, quedó arriba de el de Tesa y en vez de copiar el de ella, pues le pegué el tuyo jaja. No pegaba con nada! A veces se me cruzan los cables, menos mal que no tiene moderado, sino me voy y no me doy cuenta.
      Esos giros impredecibles son los que amo, agarrar a todos desprevenidos.
      Te mando un beso, y que tengas un lindo fin de semana.
      En este instante, por fin, pude añadir tu blog. Me daba un error en mi panel, está medio loco Blogger.
      ;)

      Eliminar
  20. Los años son como los pétalos que vamos perdiendo hasta que el tallo nos queda, irremediablemente, vacío...

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose!
      Qué bonito te quedó el comentario, poético y cierto.
      Los años, ay! Nos vamos despetalando, tomando silueta de pasa de uva-deprimida mientras algunos acotan: Son experiencia!
      ¿Qué experiencia, ni experiencia? Allá arriba, o allá abajo (con las larvas) para qué queremos experiencia. Si al menos pudiésemos volver a la juventud!
      Creo que la peor parte la llevamos las mujeres, con estos cánones de belleza de hoy en día (Yo amo a Botero jaja) donde hay que estar esplendida “para los otros” y ves que se te cae todo; pétalo a pétalo
      Gracias!
      Suerte para ti también.

      Eliminar
  21. "Santa Rita, Santa Rita,
    lo que se da no se quita". (hay cosas que no puedo devolverte).

    Te rondaban los gatos
    de cien noches azules sin luna,
    corazón de marchita fortuna
    que se calza tus viejos zapatos.
    Fotos viejas, retratos,
    ademán de tristeza importuna,
    en tu boca mi amor desayuna
    sin rituales de ley ni contratos.
    Cuando el miedo te cerque las alas
    y dispare con balas
    de amianto,
    piensa en mí, cuando llueva en enero,
    que te quiero
    por siempre y por tanto.

    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, no Carlos…¡Devuélveme mis besos! (Sin besarme)
      Ponlos ahí, en la mesita de luz (con la tarjeta de crédito jaja)
      Me encantaron los versos, pero este es especial, lo leo y me salta el corazón; sublime…

      “Piensa en mí, cuando llueva en enero”

      Escribes tan bonito, especialmente tus poemas de gatos. Ah, y ese final.
      Creo que te tragaste una musa!
      Gracias por ellos, por pasar, por todo, y por ti.
      Abrígate, el frío es dañino para grillos.
      Muacks.

      Eliminar
    2. En la mesa de luz, cuando duermes,
      dejo un simple puñado de besos,
      son tan tuyos y míos, que duelen,
      pero igual los regreso.

      (la tarjeta de crédito, nones)

      Eliminar
  22. Pero seguro, seguro, margarita que sos el pétalo del querer. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Um Darío.
      Creo que soy mujer de cuatro pétalos!
      Eso me recuerda a mi niñez. Cuando era niña corríamos con mi hermano a la hora que pasaba el tren para contar los vagones con el “me quiere, o no me quiere”. Pero teníamos otra versión, quizás para tener más oportunidad de que nos quisieran. Era:
      1er vagón: Me quiere.
      2do vagón: Mucho.
      3er vagon: Poco.
      4to vgón: Nada.

      Me quiere, mucho, poco, y nada!
      Y bue, acepto que algunas veces hacia trampa porque el tren era bastante cruel!
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  23. si vos me permites, irá a ayudarte a rencontrarte.

    Coño asere, esa tristeza no me gusta, usted es de las que siempre le hace soltar a uno una sonrisa, que no se diga paisana.

    besos con sabor a Margaritas (pero de las que se toman)
    tu amigo
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos!
      ¿Tú ayudándome a encontrarme? Ahora sí, se juntaron el hambre y la necesidad! Jaja.
      El aura diciéndole “cabecipelao” al guanajo!
      ¿Triste? Nooo, sólo soy una mujer sentimental, venida a menos, agua-e-vianda-come gofio!
      Hablando serio: No siempre lo que escribo tiene que ver con un estado de ánimo, me salen cosas “color mierda-e-mono, pero ando bien. ¿Viste cuántas frases cubanas que no te acordabas? ¿De dónde sacaríamos que había un color “mierda-e-mono? Siempre creativos jaja.
      Gracias por las Margaritas! Igual, prefiero una Hatuey o un Havana Club, los tragos preparados son para mujeres buenas!
      Espero las cosas estén mejor, ya sabes.
      Besos!!!

      Eliminar
  24. Gracias por los comentarios!
    Estoy trabajando, regreso a casa el jueves a la noche, ahí les contesto ( y los visito)
    Muacks

    ResponderEliminar
  25. Ya casi es jueves y no sé si esperar un rato para comentar:

    En fin, me lanzaré.

    Ese tono nostálgico del poema, como una margarita deshojándose a la que apenas le quedan hojas, pero la última será definitiva.

    Muy potente eso de "Ese andén vacío en el que no duerme los perros" parece que te hubieses contagiado del tono de Benjamín Prado ;-)

    No desaparezcas tanto, deja que el verano se asiente en tus fronteras.

    Muchos abrazos. Nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queridísimo y estimado José Manuel, Jota, José!
      Me quiero morir jaja. Es que ya leí tu respuesta (en tu blog). ¿Ves? Mi madre siempre me dijo que soy una atropellada. ¿Quién me mandó a decir que la plantilla era feita?
      Soy de escribir lo que pienso, lo que va bajando a mi mente (llamada disco-duro) y debí pensar que él lo leería, aunque a decir verdad es feita, o tal vez no tan feita, pero yo necesito ver bien porque a cierta edad (bueno, esto no, mejor digamos que de noche) no veo bien con esos fondos transparentes de dibujos detrás. Además de amar las plantillas blancas.
      Luego iré y haciéndome “la chiva con tonteras” remediaré mi error jaja. Temo no ir al cielo.
      Me agrada que te guste ese verso, a mí también. Y diciéndolo menos poético; Soy como un refrigerador un día miércoles! Vacía!
      Gracias por pasar, tú también me sacas una sonrisa. Igual, te comentaré allá.
      Abrazos para ti.
      Me quedo con Jota.

      Eliminar
  26. Sentir como ondean 206 margaritas, es leerte
    hoy (ayer) me pone triste
    Tus margaritas envuelven

    Un beso largo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Angel.
      A veces me duelen esas doscientos seis margaritas (incluido el “huesito de la alegría, o huesito dulce, pegado a la rabadilla jaja) Creo que me estoy poniendo vieja.
      No te pongas triste, el hoy, y el ayer, son parte de la vida…¡Señal que no te has ido al hueco, allá, donde cantan las lechuzas!
      ¿Viste’ Soy envolvente…jiji.
      Besos

      Eliminar
  27. abrazos colorinches incluyendo el gris y el negro :P
    porque todo color es justo y necesario
    es nuestro deber multiplicar arcoiris
    como las margaritas por los campos
    la rebeldía es parte del río donde la tinta corre
    así que la Musa Confusa sabe
    aunque uno no sepa
    pa'donde va el horizonte ;)


    besitos Vivian
    mil gracias por tu palabra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Elisa, el gris y el negros son parte de los colores, no hay que discriminar porque después nos hacen una huelga “oscura” en la puerta de casa. Y menos al negro, que nos hace aparentar unos kilos de menos jaja.
      Mi musa confusa anda medio casquivana, no sé si el horizonte, pero es terca como una mula.
      Gracias por tus huellas.
      Besitos!!!

      Eliminar
  28. Me quiere, no me quiere,,me quiere,,no me quiere..a desojar los pétalos..un beso desde Murcia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te quiere Alp…!!!
      (Si no hiciste trampa contando, claro está)
      Besos para ti también, veré como van esas series después.
      Pórtate bien, eh!!!

      Eliminar
  29. Me quiere, no me quiere,,me quiere,,no me quiere..a desojar los pétalos..un beso desde Murcia...

    ResponderEliminar
  30. No anduve por aquí porque blogger no me avisó de tus entradas! No te sientas abandonada! (Si fuera mala te diría: vez lo que se siente cuando desapareces?) besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué mal se porta ese Blogger Elisa1
      Igual, no lo decía para que me comentaras (aunque acepto que me encanta cuando apareces y dejas un comentario cortito, pero certero y gracioso) Era porque ni en tu blog te veía decir nada, eso es preocupante…(Para Vivian)
      Y, como sé que no eres mala…¡No lo dirás! (Ni se te había ocurrido jaja)
      Vivian se puede ir, pero Elisa nooooo!
      Besos

      Eliminar
  31. Ay ay ay, estas sí son margaritas de flor apétala estas no quiero mi proponerse un sí que no, que no que sí. Estas no saben, porque ni falta les hace saber, que tras la ausencia no ose asomarse el llanto!!!
    Qué remanso y qué placer endulzar unas horas en tanto se te lee, Vivían. Y en este de tanto en tanto que te reencuentro, feliz y te mando un capacho de abrazos!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola M. Pilar.
      Hablando de margaritas. ¿Qué culpa tendrán estas pobres florcitas de que un mentecato/a tenga tan poco amor propio y necesite deshojarlas para saber si lo quieren! Si yo fuera margarita siempre les decía que no jaja.
      Me quedé pensando, y ahora que todos se fueron te cuento que cuando te leí tu entrada me emocioné porque debe ser hermoso decir: Mi hija la Alcaldesa!!!
      No es que uno viva de “humos”, pero es un gran orgullo! Por algo la gente la eligió.
      Me alegra verte, otro montón de abrazos!!!!

      Eliminar
  32. Me gustó esta poesía... es triste... pero sus versos me transmiten experiencia y consciencia... "de la leche agria se hace el requesón"... vivir para... experimentar... experimentar para aprender y para aprehender...

    Tus versos son magníficos... tus poesías inmejorables...

    Es un placer leerte y disfrutar de tu ingenio.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Impersonem!
      Ya me conoces, siempre tiro para el bosque (como una cabra loca de la tristeza) pero es que fluyen más fácil.
      Hace días intenté escribir una poesía feliz, y enamorada, pero sólo tengo tres versos esperando a ver como sigue.
      Eres un divino, siempre tienes palabras lindas para mis poesías; creo que te vas adaptando a ellos, son los ojos del cariño. (Y los años)
      Y para mí es un placer ver que entra un comentario tuyo, diga lo que diga, pero saber que estás ahí (y estarás)
      Un beso.

      Eliminar
  33. Qué lujo tu retorno... Por cierto, hace poco me dieron premio a un poema que comenzaba con una cita tuya, aquella que decía: "y después del naufragio, el temor a las olas".
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amando!
      Gracias por tus palabras y la bienvenida!
      Siempre es lindo recibir un premio, es un mimo para el alma (y más cuando escribes)

      Como ya te contaba, no es una cita, es el final de una de mis poesías; se llama Naufragio. Es la historia de un desencanto amoroso, y esa desconfianza que queda después.
      Me alegra que te haya gustado.
      Un abrazo

      Eliminar
  34. Qué lujo tu retorno... Por cierto, hace poco me dieron premio a un poema que comenzaba con una cita tuya, aquella que decía: "y después del naufragio, el temor a las olas".
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.