_ Clase turista

12 de junio de 2015

Fotografía: Édouard Boubat

































No conozco Paris.
No desperté en Venecia
con un alba de barcas y geranios.
No hice un safari en África,
para sentirme Oliverio _ con su llanto_
No estuve en las grandes pasarelas,
ni llevo suela roja en los zapatos

¡Pero he visto una vaca
comiendo margaritas!
…Tenía lunares negros,
caía una lluvia fina,
el campo olía a hierbas
y en medio del silencio
voló una golondrina.


63 comentarios:

  1. A veces las cosas básicas y las que tenemos al alcance de la mano son las que tienen más valor.
    unos besotessssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Sabores! Igual, me gustaría haber visto la vaca, e ir a París! A África no porque tengo tanta suerte que seguro me comen los leones.
      Gracias! Tengo mil blog para visitar, eso me pasa por irme, pero con paciencia iré haciendo un safari.
      Muuuchos Besos.

      Eliminar
  2. ...y además, llevas tatuada un Luna en tu muñeca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí Anima, una luna que no me dice nada, pero una luna! Soy una a-lunada. Algo es algo, al menos vi una vaca, miraba tan bonito jaja.
      Besos

      Eliminar
  3. podría vivir eternamente (y morir) escuchando la voz de Grandinetti... este poema ... esa música!!!

    muy bello tu escribir mientras te buscas...

    beso!



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica.
      Para mí, tiene una voz sublime, lo amo. Cerrar los ojos y escuchar esa voz es un placer. Imagino que habrás visto la película: El lado oscuro del corazón.
      Es hermosa! Romántica, y todo el tiempo es él con los poemas de Oliverio Girondo y Benedetti.
      Pienso que te va a gustar (si no la has visto)
      Te dejo el enlace:

      https://www.youtube.com/watch?v=RnjXUAJo0Yw

      Gracias! Con calma, haré un safari por los blogs, a ver cómo anda “el rancho” ji.
      Besos

      Eliminar
  4. ¡Volviste! Me gusta lo que escribiste.
    Que la musa siga confusa pero activa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, volví. Creo que volví jaja.
      Ya iré a verte, amarra el perro y compra vino. Bueno, café.
      Esta musa mía, ay!
      Otro abrazo Demiurgo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Otro...y otro..y otro...y ya!
      ;)

      Eliminar
  6. yo tampoco conozco mundo o ciudad aparte de mi flaco y largo Chile
    pero lo supongo jejej

    ese campo fresco y limpio , tan falto de mácula hace falta en nuestras vidas
    quizá nos hemos estado fermentando y pudriendo en el hacinamiento del desarrollo citadino

    besitos y buen fin de semana Vivian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí Elisa, no hay nada como el campo fresco y limpio! Y bueno, también podríamos añadir ir a Paris, pasear en góndolas, sacar fotografías en Africa, ponerse unos buenos zapatos Louboutin…¡Pero hay que conformarse con la vaca! Jaja.
      Ese poema que me dejaste es maravilloso! Lo amo, especialmente cuando empieza y la frase final. Como le decía a Mónica, más arriba, imagino habrás visto la película de Oliverio, empieza justo con esa poesía.

      https://www.youtube.com/watch?v=RnjXUAJo0Yw

      Si no las has visto, ya tienes programa para el domingo: Una copa de vino, maní salado (le echas comida a la gata), apagas el celular, y te tiendes en la cama como una marmota a ver la peli, esas son las grandes ventajas de estar sola jiji.
      Besos

      Tenme paciencia que ya iré a verte.

      Eliminar
  7. pd... de Girondo me mata http://www.poesi.as/og32001.htm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eli!
      Arriba te dejé el enlace de la película que empieza con ese poema. No te la voy a contar, pero la trama es que él busca "a la que vuela" (En referencia a esa poesía)
      Besitos

      Eliminar
    2. vi la pelí hace años nunto con otras más del mismo tenor ( basado en libros de poemas), cuando estaba en el taller de literatura en la Municipalidad, y la comentamos y nos entusiasmamos tanto que salieron un montón de trabajos entre todos los que allí estábamos

      gracias por tu huella me alegré verte por mi rincón
      a propósito de santos y muertos jejeje
      http://dondeperderse1.blogspot.com/2015/05/sin-velo.html
      sin duda la memoria es selectiva y además se puede modificar

      besitos y buen comienzo de semana


      pd... la gata no la pude sacar de la cama, ya está viejita va para 13 años y tenía frío así que al ladito mío se se quedó jejeje, ella sabe todos mis secretos y mis locuras y es la primera en escuchar los palabreos . No me da el corazón para echarla a su rincón , ella es como mi sombra acá en casa jajaja

      ya xau, y buena jornada :D

      Eliminar
    3. ese Nunto no es japonés es teclado kuek jajaja era JUNTO jjajaja

      Eliminar
  8. Qué alegría volver a leerte, Vivian. No te borres tanto tiempo, te extrañamos.
    Me gustó mucho tu poema. Conozco algunas ciudades, pocas, París me dejó indiferente, aunque lo que diga para muchos sea una herejía.
    Ahora me siento cansada de la vida urbana y disfrutaría más con la amplitud del campo y de esa vaca que se empacha con margaritas.
    Un enorme beso, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mirella!!!
      Para mí también es una alegría encontrarte, yo me pierdo seguido (por ahí, y dentro de mí) pero mi cariño hacia muchos de ustedes permanece acá, intacto, esa afinidad que no “se pierde”. Uy, me puse cursi, estoy filosófica como Coelho; eso no me lo puede permitir jaja
      Yo digo lo de la vaca, y hago como que me conformo con la rumiante, pero me gustaría pasear en góndolas (con sombrero, porque sino no es poético) e ir a Paris a ver esos bares donde se besan los amantes ( y ya que estamos, conseguir un amante)
      Pienso que a medida que crecemos y maduramos (no digo envejecemos…¡Porque viejos son los trapos!) vamos añorando la tranquilidad. Si yo tuviese dinero, que no tengo, me compraría una casa en el campo, tendría conejos y margaritas (y amarraría las vacas para que no me las coman)
      Qué lindo despertar un sábado con pajaritos!
      Aunque le tengo pánico a las ranas.

      Besos, y un abrazo grandote.

      Eliminar
  9. No necesitas París ni Venecia, África u Oliverio... Te bastas y sobras con la vaca, la lluvia y las hierbas. Bueno, esto y todo el desparpajo que te acompaña, e identifica como ciudadana del mundo libre... Algo deslenguada, sí (palabra que te cautiva), pero así eres tú. ¡Vivian!

    Y pa´ muestra...

    ”...pero si escribo más, y más, y más, no voy a tener tiempo de ser puta jaja.”

    -”Yo quiero una pareja pa’ ahora (suelto la risa) cuando llegue al geriátrico ya me habré divorciado, lo mío es breve. ¡Mira tú que voy a aparecerme con un viejo allí! Mejor voy sola...”

    Y ya lo del de Carrefour y la maceta... jajaajajajajaja...

    En fin, amiga, que perderte no te pierdes. Tal vez alguno se pierda contigo por eso del huesito de la risa y los armarios... jajaajajajajjaja...

    Un placer haber accedido a esa entrada en la que te desnudas de casi todo... lingüísticamente hablando. Bueno, tú y a tu santa madre. Que sabiduría sin duda tiene pero paciencia y perseverancia para encarrilarte también... (dejo lo de las carcajadas por no repetir, pero haberlas hailas!!)

    Un gran abrazo, amiga. Muy buen finde. Y cordiales saludos a tu madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver Ernesto, a ver…
      En sí, es cierto, no necesito ir a Paris ( A Venecia, y a Africa) peerrro…¡Me encantaría! Sólo que hay que conformarse con la vaca!
      Ahora que lo pienso, no sé si era una vaca o un toro.

      Volviendo al tema, y dejando a un lado al toro, me encantaría ir a Venecia. ¿Me imaginas con un sombrero enorme paseando en una góndola, fotografiando geranios, con un vestido de princesa? Uy, qué bonito suena. Lo malo es que no tengo un kilo partío’ al medio jaja. Igual, tendré paciencia, en mi próxima vida se cumplirá.
      Esa entrada que comentas fue muy simpática, me divertí mucho con algunos comentarios. Cuando los veo entrar ya sé cómo es cada uno, y con qué pueden salir, así que “me despacho” a mi antojo. No es que vaya por la vida cotorreando, y cumpliendo los consejos de mi santa madre, pero llegas a saber con quien puedes bromear (y hasta qué punto)
      Todo, o casi todo, lo que escribí es cierto. (Menos lo de las fajitas de pollo) Ahora mi vecino “desculao” tiene novia, creo que estuve lenta (muy lenteja) y lo perdí. Jaja
      No era el huesito de la risa jaja, en Cuba lo llaman “El huesito de la alegría”. (Acá me río) Aunque es casi lo mismo, si está alegre, hay risas. En Argentina lo llaman “el huesito dulce” (Es ese que está pegado a la rabadilla) ¿Qué es la rabadilla? Ah, no sé explicarlo.
      En fin, que en un rato voy a leerte.
      Ahora me serviré una copa de vino (para alegrarme la tarde y espantar a los difuntos)
      Otro abrazo grandote para ti!!

      Ah, a Oliverio si lo necesito. Si estuviese vivo me casaría con él (aunque él no se si se casaría conmigo)

      Eliminar
  10. no me gustó lo de comer margaritas pero si que hayas vuelto... así, como tímidamente....

    besos... muchos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajajá JLO…
      ¿Cómo que no te gustó lo de comer margaritas? Mira que son riquísimas! Sólo que hay que comerlas…¡Con amor!
      Mira tú si Naty Oreiro te invita a cenar y te dice:
      _ Te preparé margaritas con Ketchup!

      Ah, eso sí que te gustó.
      Y sí, voy por la vida tímidamente, espera a que se me pase…¡Y agárrate Catalina!
      Besos, y besos

      Eliminar
  11. No te prodigas mucho, pero ¡vaya poemas dejas de tarde en tarde! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafaa!!
      Dicen por ahí que…¡Hay que hacerse desear!
      Y hacerse el muerto, pa' ver el entierro que te hacen!
      Y también dicen que “árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza”
      Creo que me pega más el último.

      Lo bueno es que siempre regreso, aunque un día eso no sucederá. ¿Viste? Me gusta el drama. :)
      Besos

      Eliminar
    2. Sin duda es cierto, te hicieron despacio, muy despacio. Y conmigo no tienes porqué hacerte desear, ya te deseo bastante. Abrazos.

      Eliminar
    3. Son las 3.04 de la madrugada, todos duermen y estoy despierta como un búho solitario-insomne. Entra tu comentario, y zasss...¡Solté la carcajada!
      ¿Ves? Por eso vuelvo, extraño estas cosas.
      Besos Rafa, y sí...

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Gracias Nanno, gracias!! (Me emociono)
      Veremos si Elisa tiene alguna de sus gentilezas para celebrar!!
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Hay muchos bellos y excelsos lugares que reserva el mundo para el deleite de aquellos que gustan del placer de “turistear”. Pero hay pocas personas (como tú) a quienes el universo les ha reservado la capacidad de sentir y dar felicidad con las cosas simples de la vida.
    Esta noche por ejemplo, termino leyéndote con el corazón al galope y una sonrisa de felicidad.
    Gracias por ello, Vivian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Carlos.
      Es la madrugada, estoy desvelada, y me siento una “Coelha-Cursi”, así que te contesto antes de irme a dormir.
      Como siempre, me encantó tu comentario. Ya te dije, debías tener un blog.
      Te cuento. Una vez hice un intento de amor y al leer tus palabras me acordé del novio- malogrado porque en casa lo llamamos: “Las cosas simples de la vida”.
      Pobre, perdió el nombre.
      Volviendo al tema. Hay tantos lugares que nunca veremos, pero hay tantas cosas que vemos que otros no verán. Lo bueno es la diversidad, tal vez lo que para algunos sea maravilloso, para otros sea normal; y viceversa.
      (Acá siguen volando las maripositas de luz)
      Como dije antes, no me desagrada la idea de Paris y Africa, pero tampoco es una cosa por la que me desvivo, pero a Venecia sí me gustaría ir (aunque imagino que hay ranas) ¿Me llevas?
      Prometo portarme bien!!!
      Eso. Que el gato no viene.
      Un beso.
      Y un abrazo.
      Lindo domingo.

      Eliminar
  14. Qué bueno que abriste el blog, Vivian, y con esta entrada más glamurosa que unos zapatos de suela roja. Y de remate, Girondo a los pies de tu hermoso poema llorando a lágrima viva…

    Tienes el arte de mirar y a mí me ha enamorado esa vaca comiendo margaritas, acharolados sus lunares por la lluvia fina… ¡Qué momentazo! Me encantan las vacas con su mirada triste de ver pasar los trenes.


    Es cierto que París y Venecia se merecen una escapada, pero hay muchas personas que llegan a estas ciudades y no ven toda su magia porque para verla se necesitan ojos de poeta y talante de aventurero antiguo.

    Una de las cosas que me fascinó de Venecia fue oír el roce de los vestidos, los suspiros y otros pequeños sonidos que en una ciudad con tráfico se pierden. Eso sí siempre que camines por barrios desiertos de turistas, que también los hay.

    África sería lujuriosa para mi cámara con su luz, colores y contrastes, uhmmm, pero antes quiero ir a ver Ballenas de cerca y el hielo, está en mi lista de cosas qué hacer antes de morir.

    Te contesté en mi blog, Vivian, porque no sabía que ya tenías el chiringuito “Abierto hasta el Amanecer”

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tesa.
      A veces me pregunto para qué me voy (del blog) si siempre regreso, algo que no me sucede en la vida; cuando me voy, me voy.
      Lo he cerrado tantas veces, he perdido tantas entradas, tantos comentarios que apreciaba (por lo regular los simpáticos) que ya perdí la cuenta. No sé. Siempre me pregunto por qué no soy capaz de llevar un hilo coherente como los demás, y acá me refiero a todo en general; ir al gimnasio, hacer una dieta, dejar de fumar, seguir el blog, incluso amar (me aburro de amar). Lo peor es que inicio todo con un fulgor envidiable, luego se me pasa. Acá es como si estuviese haciendo terapia. En lo único que soy constante es en la jardinería, cuido mis orquídeas (tengo muchas, y son “reviradas y exquisitas en los cuidados) siembro, las riego y las amo. Hasta para escribir soy inconstante, un día me siento Oliverio y otro no me sale un verso. Tengo una carpeta que se llama “a medias”, y está llena de ideas, principios, y finales. Me río.
      A eso me refería en otros comentarios, me gustaría ir a Venecia (con ojos de poeta), a Paris con esos bares que veo en las fotos (blanco y negro) donde se besan las parejas con vestidos antiguos, que ahora ya no deben ser antiguos. No creo que se cumpla porque no tengo dinero para semejantes gustos, a no ser que me encuentre un príncipe del trigo entre mis clientes y me lleve. (Aunque después me aburra de amar, ya habré ido)
      Para que te rías, mientras te escribo escucho “Yo no soy esa”.
      Las ballenas te las dejo para ti, le tengo miedo a todo lo que anda por el mar. Cuando vivía en Cuba trabajaba en una clínica para el turismo de salud que está al lado del mar y a la mañana veía a los pescadores que regresaban con tiburones dientudos y malos (muertos) y me traumaticé, al punto que no me baño en la playa y si lo hago es en la orillita para que si viene un tiburón…¡Se coma a los de atrás!
      Uy, qué largo es este comentario. Perdón!
      Es que me parece que estás ahí.
      Otro abrazo larrrgo para ti.
      ;)

      No revisaré la ortografía, estoy friendo papas.

      Eliminar
  15. ... "y en medio del silencio
    voló una golondrina"

    Ay, Viv, en estos versos, te veo aquí, conmigo. Porque sí, yo cumplí el sueño de vivir en el campo. No tengo vaca, pero sí miles de pájaros que vienen a cantar y a comer a mi ventana. Y margaritas silvestres y árboles y hasta ranas que me anuncian lluvia... Ya ves, la vida sencilla.

    Y no creas, París me dejó fría y las grandes ciudades agobian.

    Siempre me encantan tus poemas, tan esencialmente tuyos. intuyo que tendrás muchos, por ahí desperdigados, esperando la luz...

    Un enorme y largo abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Soco…!!
      Qué bonito tu comentario. Me hace bien, adentro. Es que, viniendo de ti, es un halago. (Sí, porque yo compraría tus libros, y mira que ahora están carísimos) Amo tu forma de escribir, esa sensibilidad que se trasluce, esto no es halago-barato-de-blog porque sino no lo diría.

      Sueño con vivir en el campo, así como lo describes. Tener margaritas silvestres (aunque no las cortaría porque me da pena), árboles, algunos conejos blancos (ya te conté una vez, sino son blancos no los quiero, y no es un problema de racismo, me río) Tener jaulas, sin pájaros, y tener pájaros, sin jaulas. Ranas no, no señorita, mejor me compro esos aparaticos que anuncian cuando lloverá.
      A mí también me agobian las grandes ciudades, y los shopping de escaleras mecánicas (que tanto aman mis amigas consumidoras)
      Como le contaba a Tesa antes, no imaginas cuántas poesías a medias tengo. Intuyes bien, sólo que todos están mutilados, tengo una carpeta llena pero son principios, finales, frases.
      Siempre es un placer verte. Sí…!!!
      Un abrazo de oso..o de osa.

      Eliminar
  16. Me gustaría ser parte de ese silencio, en tu compañía.

    Besos que vuelan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sau…
      ¡Hola Ricardo!
      Bueno, si prometes quedarte calladito, te llevo! Mira que se espanta la golondrina. Incluso podemos juntar margaritas.
      Busca el paraguas, llueve (y se ha ido la vaca)
      Y si mejor me llevas a Paris?
      (Vivian revolea los ojos)

      Besos.

      Eliminar
  17. La felicidad está en las pequeñas cosas; no depende de París, ni de Venecia, tampoco de África. Bonito blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sort
      Cierto, la felicidad está adentro de nosotros, no importa donde estemos. Incluso, hay días en que despertamos felices (como niño con paleta) y no sabemos el porqué. Igual, me encantaría ir a pasear, aunque haya visto la vaca!
      Bienvenido!
      Gracias por lo del blog ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  18. AMIGA, QUE ALEGRÍA ME DA VERLA DE NUEVO CONECTADA EN ESTE MUNDO, DEL CUAL YO ANDO UN POCO FUERA. ENTRE EL TRABAJO Y PROBLEMAS PERSONALES NI TIEMPO NI GANAS DE NAVEGAR. PERO TE REITERO ME DA UN GUSTO INMENSO

    RECIBA USTED UN ABRAZO CUBANO DE ASERE...

    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estuve viendo en tu lista de blogs, mi blog tiene una direccion vieja... la actual es esta amiga: http://cuentos-y-algo-mas.blogspot.mx/

      besos
      carlos

      Eliminar
    2. ¿Viste Carlos? ¡Volví! Como el buey cansao’.
      A veces tenemos un montón de cosas para hacer, así que no te preocupes, el blog debe ser para relajarse la mente y no por compromiso; déjalo enfriando como una Hatuey, y cuando tengas tiempo (y ganas) retomas los escritos. Yo, cuando se me vuelan los patos, desaparezco.
      Siempre es un placer verte, para recordar juntos (y reírnos) de cosas del terruño. (Y hacernos los “comemierdas”) Suena feo, pero tú le entiendes el sentido.
      Y nah, que sigo igual, no se ha vendío’ una escoba.
      Besos!!!!
      Espero estés bien, junto a los tuyos.

      Ya añadí tu nueva dirección. Prepara Quimbombó (que resbala, con la yuca seca)

      Eliminar
  19. Para mi que viste todo el universo y la historia en ese gesto de vaca y margarita. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí Darío. No imaginas lo linda que era la vaca! Aunque tal vez era un toro jaja.
      Me encanta el campo, aunque también me gustaría ir a Paris (y comer perdiz)
      Mí también me alegra verte. Ya pasaré a tomar café (mate no, se me ponen las tripas verdes, aún no me adapté)
      Besos!!!

      Eliminar
  20. Me alegro de que estés.

    ResponderEliminar
  21. hermoso! y eso que de poésia no entiendo nada! qué lindo verte por aquí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa!
      Ya te estaba extrañando! ¿No sabes de poesía? Umm, no te creo, si tú eres amiga artista!
      Y sabes cocinar.
      ¿Qué más se puede pedir?
      Besos

      Y quieres a los gatos, eso es muy importante para mí (y para los gatos)
      Estoy haciendo el bolso para irme a los montes verdes, a ver vacas.

      Eliminar
  22. Acabo de ver tu vaca.
    Y a ti escribiendo sobre ella.
    Soy feliz.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adónde Toro, adónde!!!
      Seguro escuchó que iba a hacer un asadito el fin de semana, y se me escapó.
      Que no se te vaya a ocurrir comerme mi vaca poética, o te voy demandar.
      Si tú eres feliz, yo soy feliz.
      ;)
      Besos.
      Ñam-ñam

      Eliminar
  23. Muerto de vértigo, en lo alto de la Torre Eiffel, hubiera dado millones por estar con una vaca
    Y en una góndola, muerto de olores, ¡también!
    ...Y en la selva, muerto de virus, ¡también!

    Tengo una vaca que se parece a tu vaca, no la cambio por la Torre Eiffel

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mente
      Después de leerte me quedo más tranquila, al final el turismo es una complicación, mejor quedarse en casa quietito (mirando la vaca) que estar muerto de pánico, entre olores feos a merluzas (No sé si era a merluza, pero qué feo huelen) o con un virus de picaduras de moscas. (O de arañas pollito)
      Tienes una vaca parecida a mi vaca…¿No será mi vaca? Iré a ver si está en su lugar. Aunque pensándolo bien, todas las vacas son parecidas (y los amores también)
      ¿Y si m llevas a Venecia? Quiero saber a qué huelen las calles…jiji
      Besos

      Eliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. Lo bonito es recorrer el mundo en la distnacia de un puño.

    Me ha encantado esa vaca con lunares negros.

    ¡¡Cuánta gente!! Ya sé porque te vas tanto tiempo: necesitas varios para contestarnos a todos.

    Vuelve pronto. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  26. Hola Patapalo
    Debe ser hermoso recorrer el mundo, con muuucho dinero porque eso de estar haciendo dedo en la ruta, o comiendo salchichas, es medio deprimente; si viajamos que sea con confort! (Si vamos a soñar, soñemos en grande)
    Umm, me da pánico que te haya gustado mi hermosa vaquita inofensiva, con lunares negros…¿No estarás pensando hacer unos bifes con ajillo?
    A veces hay que ponerle poesía a cualquier cosa, una manera de compensar lo que nos falta. Los que han ido a Paris…¡No vieron la vaca que yo vi! Jaja.
    Besos
    Siempre es una alegría verte, me sacas una sonrisa.

    ResponderEliminar
  27. Qué alegría ser golondrina, Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amapola: Tú eres golondrina, calandria, y amapola.
      ¿Qué más se puede pedir?
      Eres un solcito lleno te ternura, por eso todos te queremos.
      Una alegría verte. Siempre.
      Besos!!!

      Eliminar
  28. No habrás ido ni a Paris, ni a Venecia, ni a África, pero ¿dónde estaba la vaca que has tardado tanto en volver y contárnoslo?

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni me preguntes Ignacio…¡Se me escapó la vaca!
      (En eso anduve)
      Nah, hablando en serio. A veces me da mucha fiaca el blog, me quedo en silencio, me escondo del mundo (como una larva) y es como si no quisiera volver. Luego se me pasa, retomo mi “tintineo de campanilla-loro” y vuelvo. Siempre vuelvo.
      Ahora iré a visitarte, a ver qué haces.
      Besos

      Eliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. Vaya, iba a corregir una palabra después de publicar y se me olvidó copiar lo que había escrito, así que a ver si me acuerdo de algo...

    Te había escrito que me gusta más la escena pastoril que describes en la segunda estrofa, vívida y vivida, que las que puedan encontrarse en París y Venecia... me gusta más el terruño que el asfalto...

    Supongo que París y Venecia (me han dicho que el agua de sus canales huele peor que regular, pero no lo sé) tienen su encanto... pero me quedo con el campo...

    Bueno, dejando a una parte el transfondo de lo que dices en tus versos, he de decirte que como siempre son perfectos...

    Aunque yo también he estado ausente largo tiempo, me gusta verte por aquí porque disfruto mucho con todo lo que escribes...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Donde puse "transfondo" debe dicir trasfondo.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.